sábado, 11 de septiembre de 2010

Día del maestro

París, 19 de noviembre de 1957.

Querido Señor Germain:


Esperé que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle desde el fondo de mi corazón.

He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin ud., ni la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que dé demasiada importancia a un honor tan grande. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.
Lo abrazo con todas mis fuerzas
Albert Camus



Albert Camus nació en Argelia (Africa) en 1913, en el seno de una paupérrima familia de inmigrantes. Con gran dificultad logró terminar sus estudios primarios y secundarios. En esa época tuvo un maestro llamado Louis Germain, que fue muy importante para él.

Camus trabajó como redactor en un periódico argelino y luego se trasladó a París donde se convirtió en periodista combativo y disidente de casi todas las ortodoxias de su tiempo.
En 1957 ganó el Premio Nobel de Literatura.

Dos días después de haber ganado, le escribió a aquel maestro de su infancia , esta carta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No Podre Ir Mañana Al colegio Porqe Mi Hermano Esta I nternado Le Podrian Decir A La Directora Digale De Parte De Ezequiel Planes